Un experto pirotécnico no cree que el incendio lo causara “fuego frío”, por Pedro Fumero

El incendio que provocó lesiones muy graves a la candidata a reina del Carnaval Saida María Prieto ha puesto de relieve los “fuegos fríos”. Según un miembro de una familia que posee una pirotecnia, el “fuego frío” es un tipo de pirotecnia cuyo grado calorífico es muy bajo, que a más de 4 o 5 centímetros de distancia no quema y que se usa mucho en bodas, interiores y escenarios, pero siempre debe estar controlado y bajo la supervisión de un experto. Dicha fuente señala que, respecto al suceso de la gala, un profesional tenía que haber valorado antes los riesgos y el lugar donde se usaría el producto. Y afirma que “dado el alto grado de inflamabilidad de los trajes, es de locos aplicar este tipo de pirotecnia”.
Otro experto vinculado con los fuegos de artificio desde hace 40 años señala que “el fuego frío es un efecto preparado para interiores e, incluso, para usar cerca del público”. En principio, si se siguen las medidas de precaución establecidas y se respeta la distancia de seguridad, “no tiene por qué pasar nada”. En cambio, si un traje o una mano se coloca sobre la llama emisora del fuego, sí puede provocar un incendio o causar lesiones. Así, los trabajadores de una pirotecnia presentes en una gala deben extremar su atención para no encender los fuegos fríos cuando una candidata esté sobre ellos.
Comenta que, en el “caso Saida”, se debería tener muy en cuenta “el dispositivo de encendido”, sobre todo porque parece evidente que se accionó fuera de tiempo. Respecto a la instalación de “fuego frío” en un traje, dice que “el mayor riesgo lo corría la candidata que lo portaba”. Además, a este profesional no le “cuadra” que un “fuego frío” fuera capaz de provocar un incendio a más de dos o tres metros del lugar desde el que se disparó.
Pero reconoce que en este caso han influido factores que resultan desconocidos, por ahora, para casi todo el mundo. Este empresario comenta que “los sucesos graves ocurren por desconocer el producto que se maneja”. De hecho, “hay que hacer pruebas y tener la máxima seguridad”, apunta. Y eso sin contar lo inflamables que son los productos usados en la confección de los trajes de las candidatas a reina del Carnaval. Y otro aspecto clave en el análisis de los “fuegos fríos” es el precio, ya que, por lo general, cuanto más caros y más acreditado es el fabricante, más seguros son. Algunos se compran por 40 euros y otros por 10.

Características del fuego utilizado
El producto que supuestamente se disparó desde el traje de la candidata número 9 hacia el de la 6 fue el modelo: Fuente número 4 (4151-60). Fabricante: Nanchang trading industries. Número de catálogo: 42.87.II.0.0336.1.4G. Se trata de un efecto de fabricación china. El “II” significa que pertenece a la clase II, que se puede vender a mayores de 14 años, ya que tiene una peligrosidad intermedia o pequeña. Este material se puede vender en cualquier tienda, siempre que esta posea la autorización pertinente de la Subdelegación del Gobierno del Estado. En cuanto al término “fuente número 4”, se trata de un “surtidor de fuego normal y corriente”.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.