Un jurado muy familiar

Sergio Branic fue jurado en el concurso de murgas infantiles, luego repitió en el certamen de comparsas en el escenario y su padre integró el tribunal que valoró el Ritmo y Armonía.

Quizás será por aquello de que la Isla es muy pequeña y todos nos conocemos… Será tal vez esa la razón de que el Organismo Autónomo de Fiestas invitara al productor artístico y locutor Sergio Branic a formar parte del concurso de murgas infantiles y, como no consiguió más alternativas o en reconocimiento a lo bien que lo realizó en el certamen infantil, volvió a convocarlo para valorar a las diez comparsas en el concurso que se desarrolló sobre el escenario y que tuvo lugar hace nueve días.
Resultó cuanto menos llamativo que su padre, Germán La Guardia, también fuera incluido por Fiestas en el certamen de ritmo y armonía de las agrupaciones de cuerpo de baile y parranda; claro que esta edición el jurado encargado de valorar a las comparsas sobre el escenario era otro diferente al encargado de puntuarlas en sus actuaciones en la calle. Si no… poco faltó para que padre e hijo compartieran puntuaciones. A esto se suma también la buena relación que existe en Sergio Branic y Laura Simoes, una de las dos licenciadas en Música que coincidieron –que no pactaron– al dar las puntuaciones en el apartado de voces y calidad musical en el concurso de murgas adultas delCarnaval, lo que suscitó la polémica.
Si Laura Simoes coincidió en la puntuación con la otra licenciada en Música en el concurso de murgas –en ocho de ocho–, Sergio Branic también se hizo notar en su participación como jurado del concurso de comparsas. Ya antes incluso de que comenzara el certamen sobre el escenario, el productor artístico advirtió que Joroperos habría que descalificarla si, finalmente, su percusionista utilizaba unos cascos para mejorar la audición. Y así sucedió. El percusionista salió con cascos y, en el momento de la deliberación, Sergio Branic volvió a plantear que habría que descalificar a Joroperos, a lo que la secretaria del jurado comentó que no estaba reflejado en las bases del concurso. Solo cabía una opción para descalificar a una comparsa: el uso de secuenciadores o sonido grabado. No era el caso, y de hecho desde el área de sonido no advirtieron ninguna anomalía. De haberse tomado en cuenta la recomendación de Sergio Branic, miembro de un jurado muy familiar, Joroperos no sería hoy ganador de Interpretación.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.