Un traje con dos reinas: Marta y Marina

Cristian Santana, el diseñador de reinas más joven del Carnaval, se presentó por segundo año y ganó con un traje homenaje a su abuela y una exaltación al Teide. Fue la profecía de la nieve.

Dos mil quinientas plumas de pavo real y 1.100 de avestruz adornan el traje de la reina de los mayores de Tenerife elegida la tarde-noche del miércoles en el recinto ferial. La fantasía, que pesa más de cien kilos y sorprende por el esplendor, brillo y colorido, incluye una gran carga de emotividad, pues, según su diseñador, Cristian Santana -el creador de reinas más joven del Carnaval-, es un traje con el que han ganado dos reinas: Marta Morales y Marina, la abuela del diseñador, a quien le rinde tributo en el traje.

Madre de su padre, Falo -componente histórico de Bambones-, Marina falleció el pasado diciembre, cuando ya el equipo de Cristina Santana había pasado tres semanas recortando cartón, gomaeva, acetato… Cuando Cristian le preguntó a su padre si continuar con el traje, ni se lo pensó: “Por supuesto”.

El diseño, titulado “Diosa Nivaria”, es una exaltación a Tenerife. “Tocaba ya apostar por lo nuestro”, dice Cristian, y explica los elementos: incluye un paisaje rosado, como el cielo cuando anochece; plumas blancas, por las nubes; un pavo real con blanco roto, por la nieve; el sol de Tenerife y, detrás, en el centro, el “Sol de Marina”, su abuela. “Es un homenaje al Teide, a la nieve, al paisaje y la noche”, incide Cristian… y precisamente ganó el cetro de los mayores el mismo día que las cumbres de su Güímar natal estaban nevadas.

Como Cristian, la reina Marta también tuvo palabras de recuerdo para su esposo Pepe (conductor de Titsa y fallecido hace ocho años), a quien recordó nada más ser proclamada reina y ayer, en los micrófonos de Radio El Día, con Eva García, le dedicó esta copla:

“Mi punto de vista es

siempre mirando hacia el cielo

Mucho te quise en la vida

y muerto también te quiero”

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>