Una parte del jurado de murgas se desmarca del "pacto" en voces

Miembros del tribunal de Interpretación admiten que dos compañeras «pactaron» la puntuación en voces para beneficiar a las mujeres, perjudicando así a Mamelucos, entre otras.

Bochorno y vergüenza. Es el estado de la mayoría del jurado de Interpretación de murgas adultas tras de analizar las puntuaciones que dio el primer premio para Bambones, el segundo, para Triquikonas; el tercero, para Diablos Locos, y el accésit, para La Traviata. Miembros del jurado de Interpretación, que prefieren guardar el anonimato, están por la labor de reunirse con las murgas, dar explicaciones y hasta desvelar sus votaciones, y admiten que dos de los tres que valoraron las voces pactaron la votación en la final. «Tenemos los mismos criterios», le respondió una a un compañero cuando le preguntó por qué ellas estaban reunidas unificando criterios. De hecho, Pedro Acevedo, el tercer músico, rechazó unificar criterios. Eso fue en la final. Antes de que comenzara el espectáculo, ya hubo «fiesta» en el jurado, porque unos le recriminaron a estas dos personas que la noche del miércoles copiaran en programas del Carnaval las puntuaciones de los ocho finalistas -una anotó las primeras cuatro finalistas, y la otra, las otras cuatro, con todos los dígitos- y que dos horas después acabó en muchos WhatsApp.

En la fase, las encargadas de valorar las voces y la calidad musical recomendaban que la interpretación vocal de las murgas femeninas había que valorarlas con un 0,75 por la complejidad que suponía. En la final, además de pactar la puntuación, después de actuar Mamelucos, aseguraron que esta murga había cometido un fallo musical muy grave. Hasta el punto de que los rebajaron de ser los mejores en fase, con 2,50 -junto a Bambones, según el jurado- a pasarlos a un 0,75 en la final, con menos nota, incluso, que Ni Pico en fase. O Triquis, que el voces pasaron de 2,00 a 0,25. Los mismos jurados aseguran que en la final las dos encargadas de valorar las voces no votaron al término de cada actuación, sino que se reunieron al margen y pactaron sus notas. Cuando se desveló el veredicto, algún jurado dijo no estar de acuerdo con el resultado de la puntuación -incluso habló de «discriminación positiva a favor de Triquikonas- y propuso deliberar, a lo que ellas se negaron. Ayer, una de las que valoraron las voces puso este twitter: «Ladran, luego cabalgamos».

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.