Valkirias, de película

El teatro Leal acogió ayer la actuación de la única rondalla femenina, que ofreció un recital de bandas sonoras con su nuevo director

Actuación en el teatro Leal, de La Laguna

La rondalla Valkirias hizo anoche su sueño realidad: siendo un grupo de La Laguna actuar en el teatro Leal gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Aguere. Así lo reconoció al término del espectáculo Vicky López, una de las “alma mater” de esta formación que ha revolucionado el Carnaval. Nacidas en 2013, el concierto de ayer fue una delicia. Por aquello del título de la cita, “Valkirias de cine”, es fácil buscarle un juego de palabras para sentenciar que fue un recital de película. Tan real como su actuación. Una aproximación a la oferta musical de ayer la mostraron en Tegueste hace dos meses. Lo de anoche, casi, fue de ciencia ficción, con “Star Wars”. Con un guiño a los niños, con “Bella y Bestia”, o clásicos de ayer y hoy, “Candilejas”.

Más que un concierto, fue un musical en tres actos. La primera, con su nuevo director, Toño Hernández, al frente, para deleitar desde las cuerdas con “La muerte tenía un precio” y “El bueno, el feo y el malo”, con el laureado solista Javier Hernández, capaz de emocionar a las butacas; “Star Wars BSO”, “La Bella y Bestia”, dueto de Elena González y Javier Hernández, o “Piratas del Caribe”. Llegó la voz, con el coro y Candelaria González al frente, en “Los Chicos del coro”, “La Misión”, con Celia Martín; “Shrek”, con Vicky López que enamora, y “Singing in the rain”, para poner el broche de oro, como cierre, en el tercer acto: “1492: la Conquista del Paraíso”, “Candilejas”, “El Mago de Oz”, con la “chica de rojo” Vicky López; “Los chicos del coro” o “Sister Act”.

Una hora y 10 minutos que volaron con el encanto de la rondalla, a la que solo le faltó poner a la venta las entradas de la próxima cita para garantizar un nuevo lleno. Sensacional multimedia, en el que pusieron por delante la voz, y la imagen las acompañó. Revolución Valkirias.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.