Willy Jorge: «Me gustaría darle un abrazo a Saida y decirle que lo siento mucho»

Willy Jorge, diseñador condenado a un año y tres meses de cárcel –al igual que el exgerente de Fiestas– da por cerrada su etapa en el Carnaval. Cinco años después de los hechos ocurrido en la gala, ha cerrado sus negocios y ha rehecho su vida en Las Palmas.

Tras la sentencia, que se comunicó ayer, admite que ha “ganado en tranquilidad, pero no en paz. Me despierto algunas noches con la imagen de Saida”. Así lo manifestó en la entrevista que ofreció en El Día Televisión, durante el programa “Un día +”.

¿Se siente víctima o verdugo?

Ni una cosa ni otra. Me siento tranquilo, aunque estoy un poco emocionado cuando veo  las imágenes.  Nunca olvidaré cuando intentaba sacar a Saida del traje. Ha llegado el final del capítulo y lo único que deseo, como siempre, es que ella se recupere y se ponga bien y pueda rehacer su vida.

¿Ha tenido oportunidad de hablar con Saida?

No.

¿Y cuando escucha las declaraciones en las que decía que alguien le tenía que pagar lo que le había pasado?

Dentro de su dolor y de todo lo que le ha pasado, son reacciones lógicas. Fue a la gala para optar a ser reina y mira lo que pasó…

El alcalde se trasladó a acompañar a Saida en Sevilla. ¿Cuántas veces lo ha llamado a usted?

Me llamó cuando estaba ingresado la segunda noche que estuve en el hospital; esa fue la única toma de contacto que tuvimos.

Fue presidente de una de las dos asociaciones de diseñadores que existían en el Carnaval en 2013. ¿Se sintió arropado por sus compañeros?

No, para nada. Me sentí arropado por algunos en el momento del accidente; gracias a alguno de ellos me subí a la ambulancia. Después he recibido la llamada o el mensaje de alguno en concreto, pero de miembros de mi asociación, pues no.

Fue pionero en la organización de concurso de murgas en el sur de Tenerife o de galas drags, ¿se plantea volver a presentar traje?

Soy incapaz de pensar en un diseño ni de coger un lápiz para hacer un dibujo. Mis manos se quedaron quemadas y también mi cabeza quedó tocada.

¿Volverá al Carnaval?

No. No es un planteamiento próximo. El Carnaval ahora mismo para mí es una etapa que ha pasado.

Cuatro y nueve meses después, ¿qué le duele más: el accidente o la falta de trasparencia administrativa?

No viví los primeros momentos…

Hablamos de cuando le discuten que no había pedido autorización para usar fuegos fríos.

No me dolió, pero no lo entendía, porque había un escrito sellado. Es cierto que cuando se me autoriza no lo voy a recoger por falta de tiempo, pero me lo leyeron y sabía que permitían los fuegos fríos. Ahí están las pruebas documentales que me dan la razón.

Fue un poco atrevido al intentar hacer el más grande todavía…

En ningún momento pienso que aquello se iba a disparar y de aquella manera, accidentalmente. Era fuego frío que se había utilizado en elecciones de las reinas de muchos pueblos, y hasta en desfiles del recinto ferial.

Se reparten 800.000 euros entre indemnizaciones a los heridos. Usted también sufrió heridas. Al ser condenado, ¿no lo indemnizan, aunque resultara afectado?

Por ese delito imprudente, no se puede indemnizar uno a sí mismo. En la sentencia sí se tiene en cuenta es que nada más producirse el accidente y el incendio del traje, la reacción de ir a socorrer a Saida es inmediata para ayudarla.

¿No caben más responsabilidades de políticas?

Mi defensa no era extender responsabilidades.

¿El objetivo de su abogado era evitarle la cárcel?

No sólo evitar la cárcel, sino acreditar que estamos ante un desgraciado accidente y velar porque la sanción penal sea la mínima posible.

¿Las cicatrices en sus brazos son por las quemaduras que sufrió?

Sí, de las quemaduras que también sufrí; en la cara no me quedaron secuelas.

Está condenado a un año y tres meses de cárcel por un accidente. ¿Es injusta la justicia?

No me lo he planteado, solo me planteo que hemos puesto fin a un episodio. Si esta era la única forma para compensar a Saida, pues vale. Lo único que quiero es que esté bien… (llora).

También los diseñadores de Saida que, como no fueron portada de periódico, han permanecido en el anonimato y tuvieron sus secuelas.

Era su candidata y lo han pasado muy mal también; Víctor estaba al lado mío ayudando a Saida… Desde aquí le mando un mensaje de ánimo. Es un tema que tenemos que dejar atrás.  Tanto a Saida como a Víctor, ojalá un día nos podamos ver por las calles de Santa Cruz y darnos un abrazo y dejar esto en el olvido. Sobre todo me gustaría darle un abrazo a Saida y decirle que lo siento mucho (llora).

¿Le ha cambiado su vida?

Sí, tuve que cerrar las tres empresas que tenía, me separé y me he trasladado a Las Palmas. Me fui a Las Palmas para buscar el anonimato, porque allí no me conocía nadie y disfrutar de tranquilidad.

¿Tiene paz ahora?

He ganado en tranquilidad pero no en paz (llora). Me despierto algunas noches con la imagen de Saida. Lo que tengo ahora después del juicio es tranquilidad, pero no paz. No duermo por las noches. He ganado en tranquilidad pero no en paz.

 

 

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

One thought on “Willy Jorge: «Me gustaría darle un abrazo a Saida y decirle que lo siento mucho»

  1. Preciosa entrevista y muy bien conducida por Humberto Gonar y todos sus compañeros sobre un tema -que esperemos- se cierre para siempre. Todo mi apoyo al diseñador que ha pasado un infierno durante estos casi 5 años del luctuoso accidente. Impresionantes sus palabras: «mis manos están quemadas…y mi cabeza tocada (para volver a diseñar para el Carnaval). Gracias, Humberto por estar siempre al pie de la noticia y por amar tanto muestro Carnaval. Hoy te has apuntado otros de los muchos tantos en tu carrera: esta entrevista es historia del Carnaval chicharrero y la bordaste respetando al máximo los sentimientos de todas las partes implicadas. Orgulloso de tener un colega con esa categoría para ver que no hay que había que echar más leña al fuego (y en este caso literal el refrán)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.