Y volvieron Pita-Pitos

La murga de Julito Plasencia volvió a la primera división de la cantera en la segunda fase celebrada anoche, donde Mamelones también ejecutó un gran repertorio.

Pita-Pitos abrió en la tarde de ayer la segunda fase del concurso de murgas infantiles que se desarrolló en el recinto ferial y colocó muy alto el nivel en un ecuador de crítica y humor con un repertorio divertido, original, infantil y selección musical compleja y resuelta con gran brillantez que denotaba el regreso de Julito Alfonso Plasencia a las murgas chicharreras tras su periplo por Las Palmas.
La segunda mejor murga del ecuador fue Mamelones, con dos geniales temas, aunque quizás con más altos y bajos, pero hay que resaltar el esplendor de sus voces y con mucha fuerza. Si Pita Pitos cantó La Cabalgata y Caricaturas, Mamelones recreó un parque en el recinto ferial, un poco más flojo que la crisis, toda una joya que, de la mano de Juan Bazzocchi, hizo una lectura infantil. Llamó la atención el diálogo de los niños con el público.
De la velada, destacar también el regreso a la primera división de Bambas después de épocas peores. Tema comercial de internet –guasapeando- y un segundo tema exquisito, por la complicación de mezclar melodías en su particular discotecas.
Para repertorio original Triqui-Traquitos. Fueron únicos de las 7 murgas de la primera fase y de las ocho de ayer. Premio al margen, sorprendieron con una original puesta en escena en su formato: Los triquiviajes de Guillver. Algo similar a lo que el año pasado hicieron con la cuna, siendo bebés. La idea genial. El repertorio con brillos por momentos. Esta murga infantil está inmersa en un cambio generación porque viene pisando fuerte la cantera, los más pequeños.
Muy agradable resultó la notable mejoría de la murga infantil Revoltosos, que dejó atrás épocas pasadas de la mano de Juani Febles y José Antonio el Flaco de Singuangos. Tal vez sobraba alguna referencia dura en la letra. No compartiendo el “viaje” que le dedican a la Iglesia, el tema tiene un enfoque muy divertido. Ironía a raudales; humor. Mezclan temas de actualidad de la Iglesia y el Papa sacando punta incluso a ritmo de villancico.
Melositos, ajeno a sus grandes épocas, lució una fantasía muy  similar, si no idéntica, a la de Ni Picas-Ni Cortas de marineras, de Santi Castro. Lucha esta murga por dar la murga y conectar con el público con gran cariño y esfuerzo, todo un mérito, sorteando dificultades.
Cerraron Castorcitos, un ejemplo de una murga “made in” su local de ensayo. Fuerza, encanto en el repertorio. El primer tema, un regalo de crítica a miembros de jurado, sonido, organización del Carnaval… El segundo, la murga se dividió en un Natalia y  Marquitos, donde hermanos que cuentan sus peripecias.
Los mejores, Pita-Pitos y Mamelones. Esta noche se conocerá el nombre de los ganadores al término de la tercera fase.
En la edición de mañana se incluye un amplio reportaje de cuanto aconteció en la segunda fase de anoche.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.