“Yo quedé el día antes de la gala y probamos el fuego en el escenario”

Juan Vidal
Diseñador del primer traje de reina con fuegos, en 2011

Juan Vidal (Santa Cruz de Tenerife, 1979) no se considera diseñador. Ni siquiera estilista. Se presenta peluquero, por más que en 2006 presentara a su hermana Leticia como aspirante al centro de la reina infantil del Carnaval de la capital tinerfeña con la fantasía “¿Dónde está el país de las hadas?”. Cinco años después, hizo su sueño realidad y volvió a concursar, esta vez en la elección de la reina adulta chicharrera, con el traje “¿Eterno amor o quimera?”.
Este peluquero que procede de La Victoria, aunque reside en Tabaiba, hoy se lamenta de que su fantasía sea ahora más noticia que cuando lo presentó en 2011. ¿El motivo? Juan Vidal, en su intento por hacer un diseño original y no copiar, se le ocurrió incorporar fuego al traje. Cuando comenzó a elaborar la fantasía, en noviembre de 2010, consultó las bases y vio que ninguna norma impedía el uso de fuego en las fantasías, ya fuera real o frío. Por ello, se dirigió al Organismo Autónomo de Fiestas y le trasladó su idea. “Hablé con la persona encargada de las bases quien, a su vez, dijo que le trasladaría mi inquietud al máximo responsable de Fiestas ante mi duda y el miedo a que pudiera quedar descalificado o sancionado por el uso de ese recurso, que no estaba reglado”.
Una vez cursada la petición, explica Juan Vidal, desde la organización me dijeron que no existía ningún problema siempre que  se garantizara y demostrara que no existía ningún peligro. “Incluso recuerdo que estaban preocupados también por la altura de las llamas, porque había pantallas colgantes”, precisa.
“El día antes de la gala –explica Juan Vidal– quedamos en el recinto ferial para hacer la prueba con el mismo aparato pirotécnico que llevaba en traje de la reina para  verificar que era inocuo.  Incluso el de la pirotécnica que había colaborado con mi fantasía pasó la mano por la llama y puso y trozo de tela para demostrar que era un fuego frío y que no provocaba daño alguno”, cuenta. “El dispositivo constaba de una pila, dos cables y el aparato del fuego frío; era más complicado cómo esconderlo”, comenta Juan Vidal, para precisar que el fuego frío que él utilizó  no es dañino, sino que provoca un efecto de chispas con luz”.
Juan Vidal admite que ya hoy no volvería a utilizar fuegos en el traje. Una razón, porque ya lo hizo, y fui el pionero, y el segundo motivo por lo que le sucedió a su compañero Willy Jorge en la gala del pasado  miércoles y que provocó graves heridas en la candidata Saida Prieto, de Parque Bullevar y Diario de Avisos.  “Todos nos ponemos en su papel; nos podría ocurrir a cualquiera. Es un día muy importante, vas con muchísima ilusión y no sabes lo que te espera”. Tras lamentar la situación, Juan Vidal no sale de su sorpresa porque, por su experiencia, no sabe cómo pudo acabar el traje como acabó”.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.