Zaida González (PP), concejala de Seguridad: «Hay coordinación entre la fiesta y los vecinos del Cuadrilátero»

La concejala de Seguridad del Ayuntamiento de Santa Cruz, Zaida González, refrenda la máxima de que el Carnaval chicharrero es seguro, un éxito que atribuye a los vecinos y visitantes, que vienen a disfrutar de la fiesta.

 

Respecto a la polémica del ruido, asegura que solo se cumplió con la ordenanza –no hubo un exceso de celo en el cumplimiento de las órdenes–. Reconoce la paciencia de los vecinos del centro de la ciudad, que soportan la molestia de una fiesta que, como pone en valor, es la más importante de la ciudad y goza de reconocimiento internacional. Pero, a modo de legado, deja un consejo: hay que cuidarla.
¿Santa Cruz tiene un Carnaval seguro o es una frase hecha?
Sí. Y no solo es seguro por la seguridad extra que se pone desde la Policía Local, la Policía Nacional, Guardia Civil, Autoridad Portuaria, Policía Autonómica o Protección Civil. Nunca la seguridad será suficiente para la cantidad de gente que viene.
¿Qué hace distinto al Carnaval de Santa Cruz de Tenerife?
La manera en la que viene la gente a disfrutar de nuestro Carnaval: divertirse sin hacer uso del alcohol ni drogas de manera masiva. Aquí no sucede como en otras ciudades donde se bebe como si no hubiera un mañana.
¿Más gente, más incidentes?
Al hospital del Carnaval, donde está el puesto de mando avanzado, se informa todo lo que sucede en el cuadrilátero. En todo el Carnaval se atendieron 681 personas, de ellas se registraron 303 intoxicaciones etílicas, 51 por drogas, 124 traumatismos o caídas y 48 agresiones en los diez días que abarcan desde la Cabalgata al Domingo de Piñata… El índice de asistencia es ínfimo se si compara con el más de millón de personas, dato de Fiestas, que disfrutó del Carnaval.
¿El Carnaval de Día ha cambiado el consumo de alcohol?
No. En el Carnaval de Día del Sábado de Piñata se atendieron de día a 68 personas y, de noche, 112. El segundo Carnaval de Día está arrastrando que la noche del Viernes de Piñata sea mucho más suave.
O sea, el segundo Carnaval de Día se come la noche del Viernes de Piñata.
Sí. La gente no sale la víspera y se reservan para el día siguiente, y… a lo que dé. Por eso, las 400.000 personas es un sumatorio de todo el día.
¿Ha aumentado el consumo de alcohol entre familias que salen con sus hijos?
No, según los datos que nos llegan desde el hospital de campaña. En lo que es consumo de alcohol nos llegaron 74 menores en total; no es preocupante en función del número que llegan. Piensa que los chiquillos que entran en el hospital, pasan a Fiscalía de Menores y no salen si no vienen sus padres. Acabar en el hospital del Carnaval tiene consecuencia para los menores; los padres se enteran, evidentemente.
¿Y qué pasó con el tema del ruido?
Decían que en la zona de El Orche, El Coral y el Platillo Volante, que estaba lleno de gente, no había sonido. Eso se solucionó autorizando varios altavoces más, de tal forma que el sonido se repartía. Se advirtió el sábado y quedó solventada el lunes.
¿Se ordenó cumplir de forma estricta la normativa del ruido?
La ordenanza se tiene que cumplir. A todos los locales que se exceden o que provocan sonido sin estar autorizado, se le abre la correspondiente acta. No podemos olvidar que tuvimos un problema judicial que se solventó, pero hay que cumplir la normativa de ruido, aquí y en cualquier parte del territorio nacional. Tenemos que llegar a un ajuste y a un acuerdo con los vecinos de la zona, que la vida se les modifica durante una semana, y hay que reconocer su paciencia y la tranquilidad. También el Carnaval tiene el reconocimiento internacional y es la fiesta más importante de Santa Cruz. Hay que cuidarla y convivir, para que en el caso de que alguna comunidad, asociación o equis pudiera denunciarnos por los motivos que fuera, el ayuntamiento pueda justificar que está cumpliendo con los horarios de cierre, los fines de fiestas, la ordenanza del sonido…
Pero eso ha sido público, ¿no?
Sí. Antiguamente era toda la semana y no había un criterio, y los servicios de limpieza no podían entrar. Ahora hay una coordinación que ajusta la fiesta, para que la gente se divierta, con la vida de los vecinos que al día siguiente se levantan para ir a trabajar. No es un cuestión de hacer la vista gorda porque no podemos ni debemos hacerlo porque ponemos en peligro la continuidad de nuestra propia fiesta.
¿Y el futuro del Carnaval por dónde pasa?
Pasa por crecer hacia los terrenos donde está finalizando la construcción, junto al puerto. No pretendemos que suba de El Orche.
¿Cuándo estará esa zona?
Esa zona depende del Cabildo y estará abierta el próximo Carnaval.
¿Afectará al trazado del Coso?
Habrá que verlo. El Carnaval tiene que crecer ahí, no hay otro lugar. Si quedan deficiencias para que la desembocadura normal del Carnaval, se corregirán. No puede ser que una obra, que es para beneficio de la ciudad, acabe afectando, y una afección importante sería si limitara el coso del Carnaval.
¿Se va con desconsuelo?
De cosas que me gustaría implantar… sí, claro. Esta área es preciosa, no solo por el día a día, sino porque cada jornada es nueva, por sus posibilidades de implantación y modificación. Hemos avanzado en cuatro años, pero no te da tiempo de incorporar todas las mejoras.
No ha sido un pacto polémico con CC.
No. Tenía claro que quería trabajar y que el trabajo llegara a los ciudadanos. La bronca nunca llega a ningún sitio. Cuando te tienes que entender con otro partido, lo mejor son las relaciones cordiales. No venía a embroncarme ni que la imagen del PP fuera la imagen de la bronca permanente para destacar. Ha quedado claro que el PP trabaja y esa forma de gestionar llega a la calle.
Por eso llama la atención la voz discordante del candidato del PP, Díaz Guerra, al final del Carnaval.
Como candidato y con el objetivo de llegar a la Alcaldía, no puede manifestar que todo sea perfecto. Le llegaron unas manifestaciones de grupos del Carnaval y lo hizo público.
¿No ganaría más el PP si usted fuera la candidata a la Alcaldía?
Eso ya está fuera de discusión. Guillermo es el candidato y es un buen candidato por su experiencia; también he trabajado muy bien con él cuando fue subdelegado del Gobierno. La elección es muy buena; la cuestión es que en el PP hay muy buena gente, no me considero una excepción. El PP ha decidido quién puede lograr los mejores resultados, y yo no era la candidata en el mandato pasado. No siento que Guillermo no vaya a tener los mejores resultados posibles. Además, no veo la política de forma personalista. Las personas están donde el partido desea que estén. El día a día del trabajo es cómo llegas a tu casa y si duermes bien porque has sacado los proyectos adelante. Estoy tranquila porque he trabajado y luchado para que todo lo que he podido sacar adelante haya salido.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.